» » Ella descubrió que su marido le era infiel así que publicó esta carta en Facebook.

Ella descubrió que su marido le era infiel así que publicó esta carta en Facebook.

Por: admin Fecha: enero 21, 2017 Categoría: Cartas Comentarios: 0
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars ¡Sé el primero en calificar!
Loading...

Anuncio

La infidelidad cada día ya es común en una pareja, descubrir que tu pareja te es infiel con alguna otra u otro es terrible, pues nunca es divertido, éste es el caso de una mujer que descubrió que su marido le era infiel así que publicó esta carta en Facebook. Tal vez algunos creen que no es nada agradable publicar los problemas de relación en internet, pero sacar los trapos sucios al sol en Facebook en algunos casos, como éste, puede ser muy satisfactorio.

¡Gracias Jennifer! Por dejar marcas de mordidas por todo el pecho de mí marido anoche.
No, de verdad, ¡gracias! No tienes idea de la pesadilla de la que nos acabas de salvar a mis hijos y a mí. En recompensa por tus servicios te ofrezco que te quedes con mi esposo. Si aceptaras el premio, por favor anota las siguientes reglas…

Ese fue el texto con el que inició la carta en Facebook la mujer, las reglas son un poco largas, así que para no optar a leer te dejamos a continuacion con el video donde con audio te dicen cada una de esas reglas que la mujer le hizo que cumpliera a la amante si quería seguir con su marido.

Fue en estas fechas de enero cuando Melanie (Esposa) descubrió que su marido, y padre de sus dos hijos, tenía una amante llamada Jennifer, así que decidió ventilar su relación en la red social. La publicación ya se ha hecho viral por todo internet, incluso el marido le rogó a la mujer que la eliminara, pues quedaba como un ridículo, pero qué va ¡SE LO MERECÍA!

Las reglas, que por cierto son 8, de la mujer son muy claras, le pide lo que tal vez ninguna mujer haría en esa circunstancia. Amigas de ellas la apoyan y algunas le dicen que no debió rebajarse tanto, pues simplemente era cuestión de dejarlo, pero ella les ha respondido que no era cuestión de rebajarse, sino de hacer que el hombre pagué por haberla humillado y faltado el respeto de esa forma, pues los encontró en su propia cama, en la misma que procrearon a sus hijos.

Anuncio

¡Esto también te puede interesar!